“EL PROPÓSITO ES PRIMORDIAL”

Las imágenes evocan emociones y sentimientos.

Cada fotografía debe transmitir algo más que una buena composición. Debe saber mostrar todas las sensaciones vividas en ese instante, con el único fin de inmortalizar las memorias de aquel día.

Debido a ello, es que mis escenas son tratadas como verdaderos tesoros para que todas aquellas personas que las observen, noten que existe un trabajo hecho con profesionalismo, esmero y cariño.

“¿CÓMO ME PUEDEN CONTRATAR?”

¡Fácil!

Como condición fundamental, presento una reunión previa para conocernos (presencial o por videollamada), saber cuáles son sus gustos e inquietudes respecto a la fotografía de bodas y poder orientar sus intereses hacia imágenes cargadas de significado para la pareja y sus seres queridos.

“¿DESDE CUÁNDO HASTA CUÁNDO ES LA COBERTURA?”

El día del matrimonio no empieza ni termina en la puerta de la iglesia.

Por esta razón es que poseo diversas alternativas para capturar sus fotografías: desde los preparativos de los novios hasta el término de la fiesta de celebración. La idea es cubrir cada instante de ese día tan especial.

“RESERVAR CON ANTELACIÓN ES RECOMENDABLE”

No dejes hasta el último al fotógrafo. Recuerda que el único recuerdo explícito de tu matrimonio será aquel que obtengas de la fotografía que mires cuando el tiempo haya transcurrido.

“EL DÍA DE SU BODA, SÓLO DISFRUTEN”

Mi principal objetivo es que ustedes vivan cada instante sin preocuparse del fotógrafo. Todo mi esfuerzo está puesto en que la pareja disfrute de todos los momentos de su boda y se sorprendan después, cuando obtengan una cantidad de fotos preparadas y otras más espontáneas y naturales, logrando que los novios no se pierdan de su celebración, obligándolos a que su atención esté siempre en pasarlo bien.

“LUGARES CON SIGNIFICADO”

Cuando me preguntan cuál es la locación más bella para tomar fotografías de Preboda, mi respuesta instantánea es “la que tenga significado para ustedes”: donde se conocieron, donde se dijeron te amo, donde se comprometieron, etc. Lo importante es que estas escenas tengan un simbolismo y un trasfondo para la pareja.

“EL TIEMPO NECESARIO”

Las sesiones de Preboda suelen durar alrededor de dos horas, tiempo suficiente para lograr toda una experiencia al participar de una sesión fotográfica como pareja, donde descubrirán una faceta más extrovertida y emocional, muchas veces desconocida para el otro, pero que sin duda, es un momento mágico e irrepetible.

“¿QUÉ ESPERAR DE LA SESIÓN DE PREBODA?”

La respuesta es simple y potente: “CONFIANZA”

En primera instancia, ustedes se sentirán familiarizados frente a una cámara fotográfica y con una persona que los ayude a mostrarse de manera natural, al mismo tiempo que realza la belleza de la pareja. De igual modo, entre ustedes mismos se genera un nuevo grado de confianza al perder el pudor uno al lado del otro.

“ESCENAS ÉPICAS”

Deben saber que el lugar aporta magia y encanto, pero lo primordial son ustedes mismos. La locación es recomendable que tenga un significado para la pareja, a objeto de evocar emociones profundas y cargadas de sentimientos.

“TIEMPO BIEN APROVECHADO”

Dos horas son el tiempo recomendado para lograr la captura de imágenes trascendentales y emotivas. Lo principal es exprimir cada instante y volverlo hermoso al momento de observarlo nuevamente en una fotografía.

“EMOCIÓN GARANTIZADA”

No quedarán indiferentes cuando descubran lo que se puede lograr en una sesión con emociones más serenas y con imágenes sin la adrenalina a tope saliendo de la iglesia. Es aquí donde se logran fotografías preciosas donde los novios ya no sienten la presión inicial.

“NUEVO INTEGRANTE, NUEVAS ALEGRÍAS”

La sesión de embarazados es una instancia especial, ya que se conjuga la emoción y el amor de los padres hacia la nueva personita que está por llegar a complementar su dicha, a otro nivel.

“LA FAMILIA ES TODO”

Tener esta experiencia como conjunto, fortalece a sus integrantes, mostrándose llenos orgullo y alegría al formar parte de ese núcleo cargado de amor.

“SESIONES PERSONALES”

El quererse a sí mismo, tal cual uno es, exhibe la fortaleza interior de cada persona y si lo inmortaliza en imágenes, denota que su seguridad tiene una base aún más fuerte.